In Start-Ups

Elementalmente, la mayoría de las personas tienen la idea de que “iniciar un negocio” equivale a trabajar duro, ahorrar dinero y después abrir un local o comprar un inventario para una bodega, etc. Esta idea es muy parecida al “estudia, trabaja y ahorra para comprar una casa”, cosa que a la mayoría nos dicen en casa y precisamente es porque en el sistema educativo tradicional es lo que nos enseñan.

De una idea al dinero

Justamente hace ayer platicaba con una persona, que me decía que pensaba ahorrar e iniciar un negocio el próximo año (estamos en Junio, aún faltan uno 6 meses para eso). Haciendo un par de preguntas, me di cuenta de una cosa, lo que necesitaba no es dinero para un negocio, sino iniciar un negocio.

Dentro de todas las piezas para iniciar un negocio, el tener dinero es una de las menos relevantes, y te explicaré por qué. Si analizamos el trasfondo de esta persona, nos daremos cuenta de algunas cosas importantes: tiene 27 años, en su mayoría, siempre ha sido un empleado y no sabe el negocio que quiere abrir. De aquí podemos deducir lo siguiente:

  1. Ya sea por necesidad de trabajar o por comodidad, nunca ha emprendido ningún tipo de negocio.
  2. Su única formación viene del sistema tradicional.
  3. No sabe lo que le apasiona.
  4. No tiene experiencia en negocios.

Aunque esta persona tuviera el dinero, ¿cuál creen que sea la probabilidad de que su negocio tenga éxito?…muy baja, diría yo, tendría que tener un golpe de suerte para que algo le funcione.

Tuve que intervenir para decirle que primero debería encontrar un producto o servicio que le apasionara, y que después lo empiece a promover. Por ejemplo, si le interesan mucho los deportes extremos, particularmente el rapel, podría volverse distribuidor o vendedor independiente de una marca, y podría empezar a vender equipos de rapel de manera independiente. Así comienzas a generar un ingreso a demás del trabajo, es decir, de una idea llegas al dinero.

De vendedor a la inversión

Después le comenté, que no era necesario que invirtiera 1 solo peso en inventario, pues sólo sería arriesgar dinero en producto que no conoce, para un mercado que jamás ha tratado. Si ya encontraste el producto o servicio ideal, entonces es hora de trabajar duro en ventas durante el tiempo que te sea necesario generar un ingreso significativo, esta etapa te ayudará en:

  1. Conocer a fondo el producto o servicio que estás promoviendo.
  2. Conocer la competencia, los precios y las estrategias comerciales que usan otras personas dentro del giro o industria en la que estés.
  3. Conocer el mercado al cual vas dirigido, lo que la gente quiere y lo que la gente no quiere, lo que más vende y lo que menos vende.
  4. Calcular tu costo real, en referencia a si te conviene más producir/maquilar tu propio producto o comprarlo a terceros.
  5. Te dará las habilidades de ventas que necesitas.

Una vez que tienes experiencia en el campo en el que te encuentras, lo único que has tenido que invertir es tiempo y esfuerzo, pero a cambio de algo muy valioso: experiencia. La mayoría de las personas no tienen dinero para arriesgar, pero si tienen tiempo para arriesgar, y el tiempo nunca es una perdida, porque aunque fracases muchas veces, todos esos fracasos se vuelven aprendizajes que te ayudarán a llegar a donde quieres.

Este periodo debería de tomarte entre unos 6 meses y 2 años, en poder generar una base de clientes sólida y en volverte conocido al punto en que te busquen clientes por pura referencia. Cuando tienes un ingreso sólido de ventas de un producto que estás simplemente revendiendo (para no invertir 1 solo peso en inventarios, bodegas o en empleados), entonces viene el momento de crecer y volverse mayorista o de tener tu propio negocio.

En esta etapa, dependiendo del producto/servicio que manejas, puedes volverte un mayorista, puedes abrir tu propio negocio o puedes crecer tu negocio a través de un modelo en internet. Por ejemplo, el mayorista es el que tiene la capacidad de cubrir grandes pedidos de producto, ya sea porque los fabrica o porque los compra en grandes cantidades a un tercero que los fabrica. Nunca será el mismo precio que te de dan por comprar 10 piezas a comprar 10,000 piezas de un producto. Sin embargo, para esta etapa, ya debes saber qué comprar, cómo comprarlo, cuánto comprar y a quién comprarlo, porque sabrás todo sobre tu cliente.

Quizá el giro de negocio en el que te decidiste involucrar no requiere inventarios, pero requiere estructura. Si ya tienes las suficientes ventas, entonces puedes invertir en estructura, (equipo, herramientas, personal, etc.). Sin embargo el principio sigue siendo el mismo, crea una empresa, que se pague a sí misma, que genere ingresos y que el negocio por sí mismo vaya re-invirtiendo todo su capital en crecimiento.

Empieza tu Negocio sin Dinero

La mayoría de la gente no son inversionistas, ni corredores de riesgos, ni tienen grandes cantidades de capital para experimentar o tirar el dinero. La gente común, tiene un ingreso de 7,000$ a 10,000$ pesos mensuales, de los cuales, si la gente pudiera ahorrar un 20% de ese sueldo, tardarían años en juntar una cantidad significativa de dinero para abrir un negocio.

Mientras un sueldo seguro puede mantener a la mayoría de las personas para sus gastos normales, el vender y crecer en paralelo, va construyendo las bases para crear una empresa sólida. Ya que el dinero extra que ganarías no es para gastarlo en ti, sino para alimentar a tu bebe, que es tu nuevo negocio, y la mayor parte de tu ingreso de ventas, debería destinarse directamente a re-invertir en tu propio negocio.

Quisiera darte una lista de preguntas fundamentales a considerar, para elegir tu producto o servicio:

  • ¿Podría vender esto sin que me pagaran?
  • ¿Me identifico con el producto o servicio?
  • ¿Me veo a largo plazo manejando el mismo producto/servicio?
  • ¿Me da pena vender dicho producto/servicio o lo vendo fluidamente como si estuviera recomendando algo?
  • ¿Me apasiona el tema o giro?
  • ¿Existe un modelo de negocio que pueda explotar basado en mi producto/servicio?
  • ¿Cuál es el margen de ganancia que tengo?
  • ¿Cuánto necesito vender para generar la cantidad de ingreso que quiero?

Si te encuentras alineado a lo que te gusta, manejando un producto/servicio con el que te identificas y tienes un margen de ganancia, entonces ya habrás creado tu primer negocio, sin necesidad de invertir dinero, porque en realidad, el negocio eres tú, la gente te va a comprar a ti y tú serás la base, cuando tu negocio crezca y se vuelva una empresa.

¿Te gustó el tema? Comenta o comparte.

También te recomiendo:

Recent Posts

Leave a Comment